6 lugares inusuales para visitar en Lanzarote

Lugares inusuales para visitar en Lanzarote

¿Conoces cuáles son los lugares inusuales para visitar en Lanzarote? Más allá de las playas y el Timanfaya, la isla esconde varios sitios que no te puedes perder durante tu estadía. Desde la web de traslados aeropuerto de Lanzarote los enumeramos para ti.

Una isla forjada por volcanes

Lanzarote es uno de los destinos más populares en España para vacacionar. Su mayor atractivo es el carácter volcánico que le ha hado forma a toda la isla. Donde quiera que pases las erupciones de hace unos siglos dejaron su huella. Y, además, disfrutarás de tolo lo que han logrado los lugareños para adaptarse a estas tierras.

Ese paisaje árido, cubierto en gran parte por tierra negra y acantilados volcánicos atrae millones de turistas cada año. La mayoría de las visitas se limitan a las playas famosas y lugares que por lo general están atestados de gente.

Pero aparte de estos hay otros sitios que ver en Lanzarote. Que, a pesar de que se hable menos de ellos, no quiere decir que no merezca la pena incluirlos en nuestro recorrido.

Si estás planificando tu próxima excursión en Lanzarote, aquí te nombramos esos sitios que te darán otra perspectiva de la isla.

Lugares inusuales para visitar en Lanzarote

En alguna ocasión habrás escuchado sobre estos lugares. Aunque son conocidos, la mayoría permanece bajo la sombra de otros destinos. Aquí te los mencionamos para que los consideres durante tu próxima visita.

1. La casa de Omar Sharif

Hay una leyenda en Lanzarote según la que el actor Omar Sharif se enamoró de una casa mientras rodaba la Isla Misteriosa en el área. El egipcio la compró y al día siguiente la perdió al apostarla en una partida de Bridge.

El ganador de la apuesta fue su propio agente inmobiliario, quien también era campeón europeo de Bridge. Después de esto Sharif no volvió más a la isla.

Muchos han puesto en duda la veracidad de la historia y que fue inventada para atraer turistas. Sea cierta o no la leyenda, la casa sí existe y fue construida entre los montículos de lava de un volcán. La construcción tiene el sello de César Manrique.

La casa de Lagomar tiene escaleras retorcidas, habitaciones y pasadizos secretos. Es un encanto para la vista y un lugar muy divertido.

Ahora hay un restaurante donde puedes saborear un mojito y buena comida. Además, también presentan conciertos de jazz.

Casa de Lagomar

2. El Cuervo

Los volcanes modelaron la isla y acercarse a ellos es una experiencia inigualable.

Cuando hablas de visitar los volcanes de Lanzarote, lo primero que se viene a la mente es el Timanfaya. Y aunque el parque merece la pena recorrerlo, hay otros que también te van a encantar.

El cráter volcánico de El Cuervo es un lugar que no te puedes perder. Se encuentra al norte de Tías y tiene un aspecto dramático. En una de sus paredes hay una grieta a través de la que se puede llegar al interior. Quienes han llegado hasta el centro afirman que se percibe un aura inquietante.

3. El Golfo

Entre los lugares que visitar en Lanzarote en una semana está la Laguna Verde. Seguro has escuchado de este sitio tan particular que se encuentra en El Golfo.

Se trata de un paisaje que ofrece una vista sorprende a los visitantes. Por una parte está la laguna de color verde que queda justo frente al mar; aunque esta playa no está apta. A su alrededor la arena negra y las acantilados volcánicos completan la vista.

El contraste que ofrecen los colores negro, verde, azul y rojo lo convierten en un lugar ideal para fotografiar. Si viajas con niños, seguro les encantará este paisaje.

Además, no muy lejos de allí -en el pueblo- encontrarás restaurantes donde puedes parar a comer.

4. Los Charcones de Órzola

La razón por la que muchos visitantes pasan por alto este lugar es porque el acceso no es sencillo. Para llegar a Los Charcones hay que atravesar un camino de tierra que en algunos puntos se vuelve complicado. Pero al llegar te darás cuenta que ha valido la pena el esfuerzo.

Los Charcones son un conjunto de piscinas naturales que se encuentran cerca de Órzola. Se forman entre las rocas volcánicas con el agua del mar. No tienen olas ni corrientes, por lo que es muy seguro estar un rato en ellas.

Permanecer en alguna de las piscinas es muy relajante. Hay varias entre las que puedes elegir, incluso en algunas se practica el nudismo.

Los Charcones Orzola

5. Castillo de Guanapay

Se trata del castillo más antiguo de todo el archipiélago Canario. Se encuentra sobre el cráter del volcán que lleva ese mismo nombre. La denominación oficial es Castillo de Santa Bárbara.

La fortaleza fue construida para protegerse de los ataques piratas y dar refugio a los lugareños cuando estos llegaban. Su ubicación, a 360 metros sobre el nivel del mar, permitía anticipar la llegada de los bandidos; de manera que a los habitantes les daba tiempo resguardarse. También fue utilizada como cárcel para los prisioneros.

Desde mediados del siglo XIX estuvo abandonado. En 1960 se realizó la primera restauración y otra en 1977. Entre 1991 y 2011 albergó el Museo Etnográfico, luego dio paso al Museo de la Piratería. Por todo esto es uno de las visitas imprescindibles en Lanzarote.

6. El Bosquecillo

Este lugar es imperdible si eres amante de las actividades al aire libre. Debes visitar El Bosquecillo, es un hermoso lugar para disfrutar de la naturaleza. Donde incluso encontrarás un área para hacer picnic y un parque de juegos infantil.

Para llegar hasta allí debe ir hasta Haría, desde donde inicia la ruta de senderismo. Durante tres horas atravesará lugares impresionantes como el Valle del Paso y el Barranco de Elvira Sánchez.

Cuando llegue a El Bosquecillo encontrará el mirador del risco de Famara, que le regalará una de las mejores vistas de toda la isla.

Todas estas alternativas te harán conocer y disfrutar mejor de la isla. ¿Qué otros lugares inusuales para visitar en Lanzarote agregarías a la lista? Comienza a planificar tu viaje y contáctanos para saber sobre nuestros servicios de transporte y excursiones.